Un día te das cuenta…

Un día, te das cuenta de que ya no tienes amigos.

De que inviertes todo tu tiempo en luchar.

Que parar supone un paso más hacia el abismo.

Que ceder a las pretensiones es retroceder.

Un día, te das cuenta del egoísmo de mucha gente.

De que sólo eres una diversión, un entretenimiento.

De que sólo estás para lo bueno y te abandonan en lo malo.

De que todo es una mentira, una gran nube de polvo.

Un día, te das cuenta de que quien verdaderamente importa, eres tú y pocos más.

El tiempo, es tuyo, la vida, es tuya, el camino, es tuyo.

Tú eres responsable de ti, tú el dueño de tus miedos.

Haz balance de mis palabras, piensa, analiza, reflexiona y abre los ojos.

¿Cuánto tiempo inviertes en tener contento a todo el mundo?

¿Cuánto desgaste te produce?

Y lo más importante 

¿Alguien te lo agradece o al final del día tu único y verdadero amigo eres tú mismo y lo que has conseguido es una palmadita en la espalda?

Nuestra realidad es cada vez más dura, corren tiempos oscuros y debemos ser fuertes, tenaces.

Felices Fiestas.

Raúl Díaz.