¿Cual es tu realidad?

Hoy es un día extraño, curioso, no lo podría explicar.

Desde que me he levantado, me lo he pasado delante del laptop (portátil), inmerso en configuraciones, sindicación de contenidos y un sin fin de cosas de esas que se hacen en Internet,para que algunas cosas funcionen (cuando tienes una web/blog) y que a fecha de hoy, mucha gente desconoce…

Desde hace algún tiempo, he observado que todos pasamos por ciertas etapas, desde el momento en el que descubrimos la Red y todo lo que ello supone.

Pasamos del rechazo y de todas las barbaridades que nos han contado en la calle, a estar literalmente “enganchados” y dejar en un segundo plano nuestra vida “real” y con ello, a toda la gente que nos rodea.

Os puedo asegurar que una gran mayoría de profesionales de la Red, lo han sufrido en sus propias carnes.

Cierto es también, que como en la vida, cada uno lo siente de forma diferente y que ello depende de muchos factores, desde el tiempo invertido, hasta las personas con las que se interactúa…y claro, también influyen los fines con los que utilizamos las diferentes plataformas

Pero no es esto lo que en la actualidad me preocupa. Cada día, mientras saboreo mi café al tiempo que me sumerjo en la Red, observo que la conducta de las personas ha cambiado radicalmente, que mientras la excusa de tomar algo, era para charrar (hablar) y ponerse al día, ahora el silencio es el protagonista.

Podemos observar cómo las personas depositan toda la atención en sus dispositivos móviles e ignoran a la que a tan sólo unos centímetros, comparte mesa.

Es triste, pero es una realidad. En más de una ocasión he pasado por ello, incluso durante estos días.

Quedas con alguien y cuando menos te esperas, ambos estamos hablando o simplemente paseando, por las Redes, mientras el contacto visual ha desaparecido, el lenguaje corporal no tiene sentido y la voz, eso que siempre nos ha dicho tanto de la otra persona, es totalmente muda…

Mientras derivamos nuestros pensamientos a la situación actual que afecta a casi todo el planeta, no nos damos cuenta de que nuestra realidad y el mundo en el que vivimos, ha dejado de tener dimensiones, para ser virtual.

Mientras sigamos buscando cualquier excusa para quedar con alguien, sea por motivos personales o profesionales… Seguiremos existiendo.

Raúl Díaz.