6 años después…

Como en tantas otras ocasiones, salir en busca de un café ha sido de lo más curioso.

Consumidas las primeras horas de la mañana, una fachada curiosamente decorada y muy familiar, se alza ante mi en lo que es una rutina matinal.

Recuerdos, vivencias, alegrías, tristezas, es increíble cuántos recuerdos pueden florecer en un sólo instante.

Estoy en el Mesón Godelleta (Arancha en su día), un acogedor y bonito local, testigo de tantas y tantas conversaciones, de miles de proyectos soñados, de folios y folios manchados de ilusión, alegrías y sufrimientos.

Ya instalado y acompañado únicamente por un café, recuerdo aquella famosa pregunta de “¿dónde querrás estar dentro de 5 años?“

Ufff, parece que fue ayer !!!

Cierro los ojos y siento, respiro hondo y siento, viajo en el tiempo y siento.

Mi presente no es el que yo deseé hace unos años, nada que ver. La vida es tan extraña que un día lo tienes todo y en un segundo lo pierdes, tan sorprendente que al tocar el fondo del pozo, algo te impulsa tan fuerte que te hace subir nuevamente a la cima.

La vida, es aprender a encajar los golpes, saber caer sobre una rodilla, recuperar el aliento, susurrar  palabras que se claven en tu alma, testigo de tanto dolor y volver a alzarse con más fuerza que nunca, impulsados por toda esa rabia interior, por todos los sentimientos encontrados, por eso que llevamos dentro y cuesta tanto sacar.

La vida, es aprender a estar por encima de las circunstancias, recordar lo que sentíamos cuando nuestra rodilla caía a tierra, aguantando una y otra vez cada embestida de la vida. Es revolverse contra cualquier ataque y responder con contundencia, sabiendo que podemos con todo. Saber que lamentarse no sirve para mucho.

Hoy en día, poca gente se atreve a escribir la realidad de las cosas. El miedo, el sentimiento de rechazo y el aislamiento, de una Sociedad sometida, es el motivo.

Hoy ya no pienso en dónde estaré dentro de 5 años, qué sueños se cumplirán o qué sorpresas me deparará el destino.

Hoy  ¡ vivo y lucho por un presente !

¿y tú?

Raúl Díaz