Pre-Viajes & KDD´s  Nómadas

El origen de una Leyenda

«Aquellas quedadas para tomar café, los momentos frenéticos en los que el coche se quedaba pequeño con tanto equipaje, los mensajes (SMS por aquél entonces), las llamadas fugaces para decir que estás bien (o no), los avisos cuando sabías que te ibas a quedar sin cobertura, dónde habías llegado o incluso que desconectabas porque ibas a salir del país, pasaron a ser habituales.

Después, al regreso, ese último café en algún área de servicio para hacer balance del viaje y al día siguiente, ya descansados, otro más para rememorar esos nuevos recuerdos que perdurarán para siempre en nuestro subconsciente y que provocarán una sonrisa cada vez que surjan.»