EL BLOG

WORDPRESS 

Internet evoluciona a velocidades de vértigo, aparecen plataformas continuamente, (lo que conocemos como «Redes Sociales») y desaparecen prácticamente a la misma velocidad.

Siempre he dicho que cada cual debe tener claro para qué quiere estar en Internet, ya sea para jugar (hacer el tonto y perder el tiempo) entretenerse, aprender, mantener el contacto con otras personas (amigos, familia, desconocidos, etc.) o incluso compartir.

En este último punto es cuando aparece el mundo del blogging y el microblogging. El primero es el que corresponde a los famosos blogs, el segundo a las propias Redes Sociales.

En nuestro caso, lo que buscamos es un espacio donde ir haciendo publicaciones regulares y que además pase a ser algo así como nuestra casa. En el mercado, como todo, puedes encontrar diferentes opciones, la que yo elegí fue wordpress.

Debo destacar que a partir de este momento entras en el mundo de San Google, que todo lo ve y todo lo controla. Por ello acabamos trabajando bajo su entorno, es decir, todos o parte de sus productos (gmail, you tube, drive, etc.) Pero de esto  ya te hablo en este otro artículo.

PLANTILLA 

Una vez tenemos todo preparado, debemos elegir la plantilla que más se adapte a nuestras necesidades. La propia instalación de wordpress te ofrece miles de demos, pero son solo eso, demos. ¿Y qué pasa con esto? Pues que están limitadas, tanto en características como en optimización.

Reconozco que para empezar, una demo te puede hacer un buen papel, pero si te lanzas en plan profesional, acabarás con una de pago. En mi caso, he tenido un montón de demos, pero un día decidí que quería dar el paso, así que después de ver muchas plantillas y leer en foros,