X Aniversario N.VIP

Son las 17h, hace frío y la lluvia ahí fuera es torrencial. Tras 12h de coche sin apenas descanso, hemos llegado a nuestro destino, estamos en ese lugar en donde montañeros procedentes de todo el mundo, acuden a su cita anual.

Ha sido duro, pero lo hemos logrado, es hora de vivir un sueño, estamos en Chamonix (Francia).

Año 2003, es un verano muy caluroso en España, las temperaturas superan los 35ºC y preparar un viaje de estas características, es una gran y arriesgada empresa. Pero está decidido, nos vamos a los Alpes.

Tras cinco años viajando por todo el país, visitando Parques Naturales y prácticamente todos los embalses y pantanos, se puede decir que Mayte y yo ya somos “compañeros de cuerda”.

Para los que no conocen este término, comentar que se suele utilizar en el mundo de la escalada, ya que salir en pareja es algo habitual debido al sistema de progresión.

Pero para dejar aún  más claro este término, matizar que es “Esa persona de confianza de la que ante una situación límite, puede depender tu vida”.

Porque la montaña, al igual que benévola, puede ser realmente hostil.

Una vez más, aquel acogedor bar situado frente a la estación de tren de Chamonix, nos recibe. Estamos en el “Elevation 1904” un curioso local que durante 10 años consecutivos nos envuelve en su magia, nos sumerge en la comunidad montañera y nos invita a soñar despiertos, con su exquisito café.