Esta misma mañana, mientras iba de camino a por el primer café, le explicaba a Yasnaya (#nvipTeam) el por qué debía ponerse las gafas de sol, aunque estuviese prácticamente nublado. Por las rachas de viento.

El ojo humano es sumamente sensible, tanto al viento, como a la temperatura o cualquier partícula que pueda lastimarlo (polvo, tierra, pequeños insectos, etc.)

Dentro de nuestra lista de equipamiento, deberíamos destacar por encima de todo el destinado a la protección de ojos.

Gafas de Sol y Máscaras de Nieve.

Por una parte tenemos las gafas de sol, y por otra, las máscaras, con una gran variedad en el mercado pero que a medida que empezamos a pedirle requisitos, se reduce drásticamente. Las marcas que yo utilizo son The North Face y Julbo, pudiendo destacar la gran evolución que las mismas han experimentado durante los últimos desde la montura a la calidad de las lentes.

Gafas de Sol 

¿Qué son? 

Una gafa está compuesta por la montura, detalles de goma (o similar) que sirven de antideslizantes y las lentes, las cuales pueden ser de diferentes materiales, categorías y acabados.

¿Para qué sirven?

Al margen de toda la parte técnica que dejo pendiente de desarrollar, destaco que las gafas sirven para proteger del sol, de la radiación ultravioleta, del viento y de las temperaturas extremas, ya sea por calor o frío.

*****

Máscara de Nieve o Ventisca.