PRIMERA CAPA

Cuando pensamos en ropa y cómo elegir correctamente las prendas que utilizaremos, hay que pensar inevitablemente en la transpiración.

Pero antes de todo, deberíamos hacerlo en el agua. Ese mágico y líquido elemento que forma parte de nuestro planeta, nuestra atmósfera, nuestro ecosistema y sobre todo, de nosotros mismos.

Y es en este último punto en el que debemos centrarnos ahora mismo, porque el agua, al igual que la necesitamos para nuestra propia supervivencia, también puede comprometerla.