COCINA & ACCESORIOS

Hace tantos años que empecé a salir de viaje, que recuerdo con nostalgia cuando le cogía un juego de cubiertos de la cocina a mi madre, los enrollaba en una servilleta de tela y me lanzaba a la aventura.

Con el paso del tiempo, me compré unos flamantes cubiertos plegables (que todavía conservo) y que pesaban tanto como la mochila, ji ji.

Pero tan rápido como pasa el tiempo,