Si algo define los valores de un hombre,

es su respeto y admiración por la Naturaleza.

Dedicado a Raúl Vida «El Peregrino»

Primer café, L´Amagat

No puedo moverme, siento una ligera presión que me empuja contra la pared en lo que ha sido un campamento improvisado estas dos últimas noches. Despierto con una sonrisa, son ellas.

Con un lento movimiento consigo levantar la cabeza sin asustar a mis dos polizones nocturnas, dos gatitas preciosas que derrochan sigilo y por qué no decirlo, mucho cariño.

Cuando todavía no son las 07:30h, decido levantarme apresuradamente para terminar de preparar el equipo y salir en busca de un primer café, antes de que llegue mi desconocido amigo, Raúl Vida.

La verdad es que no sé quién estará más nervioso en estos momentos. Ambos nos conocimos a través de las redes sociales y la desvirtualización siempre es un momento delicado y de lo más comprometido.